Hiroaki Samura y La Espada del Inmortal

Hiroaki Samura es el guionista y dibujante de este manga de acción trepidante y sangriento.

Nacido en 1970 (¡qué estupendo año para nacer!) en la localidad de Chiba, perteneciente a la prefactura de Tokio, siempre quiso ser un artista del manga. Mientras cursaba sus estudios en la Universidad, de los que nunca llegó a graduarse, compaginaba su afición: le encantaba dibujar y pintar, sobre todo en blanco y negro, y estudiar la figura humana (que será clave en su trabajo posterior) y así se presenta a un concurso promovido por la revista Afternoon Comics, del que resulta ganador. Ficha por esta revista y desde ese momento, empieza a publicar en ella sus trabajos con regularidad, hasta que en 1994 comienza la aventura de La Espada del Inmortal.

Hiroaki Samura


La trama de este manga, ganador de un premio Eisner en el año 2000, está editado, en inglés, por Dark Horse y cuyos derechos obtiene Glenat para España, es la siguiente:

Rin es la hija de un maestra samurai de la escuela Ichi Ryu, que es asesinado salvajemente, junto con su esposa, por una escuela rival que está intentando acabar con el resto de las escuelas de lucha y con sus respectivas técnicas.

Rin


Rin se queda sola en el mundo, pero quiere defender el honor de la familia y de su escuela por lo que contrata los servicios de un guardaespaldas Manji para que le ayude en su tarea. Manji accede a su petición porque quiere expiar una gran culpa: ha matado a cien hombres inocentes, por lo que ha jurado matar a otros tantos culpables para poder tener su alma en reposo. Debido a un hechizo, es casi inmortal, por lo que considera que esta es la misión que le estaba aguardando para lavar sus pecados.

Manji


Ambos emprenden desde Edo, la antigua capital del Japón Imperial de aquellos años, un viaje en el que pondrán a prueba tanto sus capacidades físicas como espirituales. tendrán que acostumbrarse a estar juntos y a cuidar el uno de la otra, cosa que sucede con frecuencia y la otra del uno, situación que disgusta enormenente al Ronin (samurai sin señor, de espada mercenaria), ya que no le gusta tener que ser atendido por lo que el considera, aún, una niña, opinión que, como resultará evidente, no es compartida por Rin.

Manji Y Rin


Durante ese viaje iniciático para ella y de liberación para él, se cruzan con elementos de todo tipo y calaña, que dan lugar a luchas muy sangrientas, muy detalladas la mayoría de las veces; a situaciones costumbristas, que nos acercan a la época en que transcurre la acción, con toda la parafernalia exquisita que acompaña a las tradiciones japonesas; con pinceladas de comicidad para romper con la tensión de algún momento (muy empleado en los mangas); y los enfrentamiento estrella con el enemigo por antonomasia: Kagehisa Anotsu, lider de la escuela del Itto Ryu, responsable directo de la muerte de los padres de Rin, y con el que tienen enfrentamientos directos y situaciones desconcertantes, pues entre los tres surge una especie de triángulo, que no amoroso, pero sí de interdependencia, odio y admiración… si es que todo esto es posible.

Kagehisa Anotsu


A medida que avanza la accion, la trama se enreda con nuevas situaciones y nuevos personajes, amigos y enemigos, o, incluso, ambas cosas a la vez, que van enriqueciendo las aventuras del par formado por Rin y Manji, y el tercero en discordia, Anotsu, con todo su clan de guerreros.

Para quienes aún no conozcan este manga le diré que es muy recomendable y que no se deje confundir por el símbolo que luce Manji en su kimono: es una «swastika» o cruz gamada, cuyos bordes giran en el sentido de las agujas del reloj, y que en el budismo es un signo de bienestar; nada que ver por lo tanto, con la simbología nazi o antisemita, que además, presenta las aspas hacia el lado contrario.

Mar