A la moda con Entrecómics III

¿Cuántas veces no nos ha sucedido que tenemos una cita importante y no sabíamos qué ponernos? Sobre todo cuando queremos cumplir con ciertas expectativas que creemos que la –esto sucede mucho más en singular- otra persona tiene una imagen nuestra y esa imagen nos gusta.
Nos ponemos limpitos, maqueados hasta desgastar el espejo, lustramos los zapatos, no dejamos un pelo al azar, elegimos la camisa con mucho tiento (qué bueno: ésta tiene corchetes, piensan los más optimistas), los pantalones que nos sientan mejor, la ropa interior acorde a las circunstancias y ¡¡ya estamos!! ¡Listos para triunfar, arrasar sin ningún tipo de dudas!
¡¡¡Pero, pero, pero!!! ¿No veis que así no vais a ningún lado, insensatos? Sí: ahora me dirijo a esas pobres almas masculinas cuyas madres ya dan por perdidos y que aún no han aprendido a vestirse solos. ¿Queréis triunfar con el público femenino o con el masculino? Seguid estos breves pero intensos consejos, que yo por supuesto, nunca he puesto en práctica, y encontraréis el amor de vuestra vida … o algo menos duradero pero igual de sabroso.

Ya estás todo dispuesto. Crees que lo tienes todo controlado.
Error.
Grave error.
¿Has comprobado los calcetines?

Presidente



Ya ves. Cualquiera puede tener un mal día. Tú no vas a salir en los periódicos y televisiones de todo el mundo, pero si tienes suerte (¿por qué vamos a pensar lo contrario? buah, las leyes de la probabilidad échatelas a la espalda) llegará el momento en que tengas que quitarte algo más que los zapatos y, o eres muy rápido, o la persona que te espera ardiente se fijará en esos calcetines a los que tú apenas prestaste atención.

Comprando en Kabul



Tienes que tener en cuenta varios factores: la persona en cuestión, el lugar donde tenéis pensado quedar y al que iréis después. Analicemos estos puntos básicos.

La otra persona ha quedado con un friki. Ahora eso está de moda: aprovechad y sacad el máximo rendimiento. Hay modas que llegan para quedarse y otras, caprichosas y mundanas, se van y no vuelven. Entendido este concepto sencillo, tenemos al individuo friki en cuestión, lanzado a por todas y convencido de su éxito. NO es el momento de ponerse los calzoncillos de Superman: por poco que conozca este mundillo la otra persona, sabe que eso significa altas expectativas y de no estar seguro al cien por cien de poder cumplir (las mencionadas expectativas, no nos pongamos en lo peor), es mejor que dejemos a los supes en casa, a buen recaudo para futuras intervenciones.
En cambio, es el momento idóneo para demostrar el frikismo que te embarga llevando puestos unos calcetines de tus héroe favorito.

Batman

Spiderman

Batman



Esto hará que la persona a conquistar caiga rendida ante tus encantos, mezcla de ternura y excitación, pues no hay nadie más tierno que alguien que es capaz de ponerse semejantes calcetines ni nadie más excitante que alguien que cree que tiene a Batman o Spiderman a sus pies.

En el caso de que ya hayas decidido ponerte una camiseta superheroica, no es cuestión de abusar o de asustar a la persona amada con un exceso de frikismo: ya se sabe que lo poco gusta y lo mucho aburre. Para esta ocasión, nada mejor que unos calcetines sensuales.

Reflexologia

Reflexologia



Tú llevarás unos puestos y guardarás otros (este detalle del par adicional muy, muy importante) para la otra persona, a la que comenzarás deleitando con un masaje podal. Nada más sencillo que llevarla al punto requerido gracias al esquema que nos acompaña y que nos ha de facilitar la labor, por si –con los nervios propios del momento- olvidamos alguna zona e… specífica.

En el caso de que con antelación sepamos los gustos de la otra persona, nada le resultará más gratificante que el que te hayas acordado de su afición, lo que supondrá un estímulo incomparable para que se encuentre en una situación favorable a nuestros propósitos (sean los que fueren).

Tabla Periodica




Chueca




Emily socks




Golf



Se ruega encarecidamente que no aparezcas con calcetines de dibujitos. Hubo un momento que todos recordamos con cierto pudor, pero con simpatía por los años transcurridos (o justo al contrario), en el que las corbatas con machangos de la Disney o la Warner hacían las delicias de la concurrencia. Esos tiempos ya pasaron, y como lo que estamos haciendo aquí es crear tendencia de la buena, vamos a dejarnos imbuir por ese espíritu y no nos pondremos calcetines que lleven ese tipo de dibujos: quedan muy riquines en los niños chicos pero son de lo más anti-sexis.

Disney




Homer




Shrek



Una idea de última hora es, si tu cita es aficionada al manga, ponerte unos tabi. ¿Cómo? ¿Que no sabes qué son? ¿A qué esperas a leerte un buen tebeo japonés con toques costumbristas?
Aparte de que le impresionarás con tus conocimientos (no sólo de hentai vive el ser humano) al llevar los calcetines típicos nipones harás que su corazón se derrita, abra grandes los ojos y le caiga una gotita traicionera por la mejilla: éxito completo. ¡Asegurado!

Tabi




TabiTabi



Pero cuando sabrás que todo marcha viento en popa y no tendrás duda alguna sobre el éxito de tu misión, será cuando veas aparecer a esta persona con alguno de los consejos que aquí os hemos sugerido.

Pareja Friki Friki
El amor y los calcetines




Mar