Minutos publicitarios

simcaspulga1983.jpg


(…) el cínico, el vividor sin escrúpulos capaz de entregar tarde mal y nunca, de “ausentarse” forzosamente, de los sablazos y de los anticipos sobre historietas que al cabo no serían más que un montón de folios en blanco (según cuenta la leyenda) era, al mismo tiempo, el dibujante más fiel a Bruguera, que permaneció en la casa cuando la mayor parte de sus artistas desfilaron para hacer su revista independiente, el Tío Vivo.

Ya sabéis a quién se refiere. El autor y las promociones de Bruguera, tema principal de este extenso artículo en Lady Filstrup.