Visual, narrativo y verbal

herriman_a17.gif


Por lo avanzado en su época del lenguaje visual, narrativo y verbal del que hacía gala la serie, han sido no pocos los comentaristas de la tira los que han querido ver en ella precedentes de y/o paralelismos con ciertos movimientos de la vanguardia artística del siglo XX. Así, Oscar Masotta puede afirmar: «En Krazy Kat, genial mezcla de sociología y metafísica, no hay ángulo que no llame a la admiración incondicional (…) El dibujo de Herriman hace pensar en los modernos pintores italianos ‘metafísicos’, en las ‘naturalezas muertas’ de Morandi: los objetos realies, un cerco, un puente, una vela, una botella, recuerdan sólo vagamente sus formas normales, para revelar su aislamiento, alistarse unos junto a otros, monolíticos, lamidos por raras sombras o por una luz que los deforma y los simplifica, testigos de una sociedad inmoral que ignora el poder del dinero y su origen, la historia y la conciencia» (6). Y Javier Coma: «El surrealismo visual se extendía (…) al tema y los diálogos, recabando el aplauso de los intelectuales y del propietario Hearst».

Perse/Werewolfie escribe sobre el Krazy Kat de George Herriman en El Show de los Hombres Lobo.