American way of the hero

img_super2-bt


Como productos de su tiempo, los cómics de superhéroes hablan del presente en el que son concebidos; pero, como historias mitológicas, arrastran los principios esenciales sobre los que se erige aquello que representan. Para esta misión es muy importante la forma y el color. Porque no es casualidad que el uniforme del Capitán América tenga los mismos colores que la bandera de los Estados Unidos, al igual que tampoco es coincidencia el hecho de que el animal que adorna el escote de Wonder Woman sea un águila imperial. Evidencian esta relación entre símbolo y mensaje los primeros pasos dados por estos personajes en el mundo del cómic, estrechamente ligados a la propaganda política, sobre todo durante la II Guerra Mundial.

Interesante artículo de Elisa G. McCausland (también conocida como La Pequeña Delirio) sobre el reflejo en los cómics de la política norteamericana a lo largo de las décadas.