Mi hobby es hacer pan

—oOo—

Dado que hay dos interesantes actualizaciones en torno a esta noticia, la hemos recolocado en portada.

—oOo—

portada


Mi hobby es hacer pan.
Tengo un trabajo que paga las facturas y me deja algo de tiempo libre. Además, se da la ciscunstancia de que dispongo de un pequeño horno de piedra y, a fin de cuentas, comprar algo de harina y sal no sale demasiado caro. El agua la cojo del grifo y tengo un montón de muebles viejos que utilizo como leña.
Es un pequeño capricho que me puedo permitir. Después de todo no hago daño a nadie, ¿verdad?. Siempre he querido ser panadero pero las circunstancias de la vida han hecho que me dedique a otros trabajos, mucho mejor remunerados.
A mi vecina le encanta los panecillos que hago. Por no hablar de mi familia. Mi madre dice que hago un pan estupendo y, dicho sea de paso, que soy el aficionado a la panadería más guapo que ha existido nunca. Es mi madre, ¿qué va a decir?
Panecillos, barras de cuarta, panes de pueblo, bollos de mosto… hay que ver la cantidad de cosas que va uno produciendo cuando le dedica horas y horas a su hobby.
Hago tanto pan que no se qué hacer con él.

Sergio Bleda ofrece su opinión sobre el intrusismo laboral en el cómic en su blog.

[ACTUALIZACIÓN] Y Pepo Pérez contesta desde Es Muy De Cómic.

[ACTUALIZACIÓN] José María Beroy también opina al respecto.