Omega el Desconocido (Lethem & Dalrymple)


Omega el Desconocido (Lethem & Dalrymple). Panini, 2009. Cartoné. 256 págs. Color. 25 €

Reseña publicada originalmente en la web Marvelmanía como recomendación de regalo navideño, revisada y ampliada para su publicación en Entrecomics.

No es fácil recomendar un cómic Marvel para regalar, porque dependerá mucho de quien sea el sujeto agasajado. Partiendo de dos posibles premisas, que el susodicho haya tenido cierto contacto con el cómic de superhéroes y que tal vez lo haya abandonado o que por el contrario sea un comprador habitual de series mutantes, vengadoras o arácnidas, Omega el Desconocido se convierte en el regalo ideal. En primer lugar porque tiene el empaque suficiente como para ser un regalo de altura, es un libro bonito y supone una buena dosis de lectura, recopilando los 10 números de la miniserie original. En segundo lugar porque contiene una historia completa de principio a fin que, a pesar de partir de las premisas de la serie original de Steve Gerber, Mary Skrenes y Jim Mooney cancelada hace más de 30 años, no necesita del conocimiento de toda una genealogía de héroes y villanos. En tercer lugar porque es un cómic diferente, realizado por autores ajenos al mundo de los superhéroes que se alejan de la aproximación endogámica y aportan una visión muy interesante y novedosa del tema superheroico, incluso opuesta a las convenciones del género. Y en cuarto lugar porque es un buen tebeo, independientemente de todo lo demás, mezcla de ciencia ficción, costumbrismo, surrealismo, intriga y muchas otras cosas, en el que sus autores, el escritor de ciencia ficción Jonathan Lethem (Nueva York, 1964) y el excelente dibujante alternativo Farel Dalrymple (Oklahoma, 1972) abordan desde el cinismo y el humor negro temas de interés humano como la identidad, el difícil trago de la adolescencia y la manipulación a la que nos someten los medios de comunicación de masas, sin olvidarse por el camino de contar un relato ameno, divertido y emocionante.



Posiblemente este sea uno de los tebeos más adultos que ha editado Marvel en muchos años, como demuestra la elección de autores (incluida una breve colaboración de padrino de la vanguardia Gary Panter) y la carta blanca que da la sensación que ha gobernado sus decisiones narrativas. Como afirma Santiago García en su libro La novela gráfica, “Un tebeo como Omega el Desconocido habría sido inimaginable antes de la consolidación de la novela gráfica». Efectivamente, enlazando con el comienzo de la reseña, al igual que sucede con muchas de las novelas gráficas presentes en las librerías -y no solo en las especializadas-, Omega el Desconocido es una lectura lo suficientemente autónoma e introduce en su argumento suficientes elementos de la realidad como para interesar aL lector que ya no lee –y tal vez al que nunca leyó- superhéroes.