Daredevil en el Colodrillo

Wendy Everett nació legalmente ciega (a 20 metros veía con la misma definición que una persona a 200), con lo que su padre pudo comprobar en primera persona que la pérdida de la vista se compensaba de algún modo con el resto de sentidos: por ejemplo, Wendy era capaz de identificar a una persona conocida según el ruido de sus pasos.

En todo el Colodrillo publica un estupendo artículo sobre uno de nuestros héroes Fetiche, Daredevil, El Daredevil que Frank Miller no dibujó.