La chica a la orilla del mar 1 y 2 (Inio Asano)

Umibe_vol1    Umibe_vol2

La chica a la orilla del mar 1 y 2 (Inio Asano) Milky Way Ediciones, 2014. Rústica con sobrecubierta. 13 x 18 cm. B/N. 200 págs (c/u) 8 € (c/u)

Estamos tan acostumbrados a las divisiones por géneros del manga que a veces hay títulos que se escapan por la rendija que va más allá de la división shojo/shonen y seinen/josei, que suele ser la primera fragmentación que nos encontramos cuando intentamos sumergirnos dentro de la producción de comics japonesa (la segunda sería la división por géneros temáticos). Dentro de esta segunda subdivisión, el sesgo editorial de publicación de mangas en España ha venido durante años predeterminado por buscar un titulo que fuese el nuevo Dragon Ball, tan solo en los últimos años estamos empezando a vislumbrar títulos que se salen del margen ultracomercial que no están destinados en exclusiva al público otaku.

Dentro de esos parámetros está la obra de Inio Asano, del que en nuestro país tan solo se ha editado Nijigahara Holograph en 2008 por parte de Ponent Mon, y que en la actualidad está pendiente de una reedición por parte de Ediciones Milky Way. Este autor se encuentra en una frontera en la que no podemos definir su obra ni seinen ni josei, sino justo en medio. Se trata de un trabajo orientado a un gran público, pero adulto, que simplemente busca leer historias centradas en unos personajes que carecen de cualquier tipo de accesorio sobrehumano, siendo su personalidad y sus sentimientos el leitmotiv de sus historias.

preview3 (1)

La chica a la orilla del mar ejemplifica esa puesta en escena a la perfección. Bajo una falsa apariencia narrativa de shojo Asano nos descubre a dos personajes que nos abrirán las puertas a su entorno emocional y vital más allá del sentimentalismo puro. Los protagonistas son Sato e Isobe dos estudiantes en sus últimos años de instituto que deciden tener una relación puramente física a pesar de lo que sienten uno por el otro. Eso es lo que nos encontramos en este título: desnudez emocional en estado puro. No hay ningún incentivo más, ni tan solo los temidos exámenes japoneses de entrada a la universidad, conocidos por ser muy duros, son una barrera para adentrarse en las motivaciones de los personajes.

La divergencia entre los sentimientos da un salto más allá del honne y el tatemae. Lo primero es aquello que uno siente o piensa de verdad pero que no pone de manifiesto, mientras que lo segundo se refiere a las obligaciones sociales y la adaptaciones de las opciones personales en el ámbito de la sociedad. Tanto Sato como Isobe se mueven dentro de esos parámetros para definir su opción vital: mientras que Isobe pone de manifiesto todos sus sentimientos (tan solo se guarda aquellos que tienen relación con la muerte de su hermano), Sato es puro Tatemae, tan solo se muestra en parte incluso en los momentos más íntimos con Isobe.

Otro de los aspectos que destacan en este trabajo de Asano es la representación del sexo como algo íntimo y particular, propiedad exclusiva de dos personas. Las escenas sexuales están narradas no para voyeurs tal y como nos tienen acostumbrados la gran mayoría de títulos que llegan a nuestro país, sino como un acto más en la relación de estas dos personas. A pesar de que los protagonistas son adolescentes, los padres están totalmente ausentes y tan solo hace acto de presencia el padre de Isobe en determinado momento, pero más que un ser corpóreo tiene pinta de ser una aparición alegórica.

preview5 (1)

La historia no está abonada a un falso sentimentalismo, lo cual viene determinado por la utilización de unos topos muy concretos: el instituto, la  calle, el cuarto de Isobe y la orilla al lado del mar. Se genera una intimidad entre los personajes, sus actos y los lugares. En esa descripción de los espacios el lector se encuentra a lo largo de la historia cómodo, en parte porque el autor ha sido capaz de crear unos sitios completamente habitables, reconocibles y amueblados, en el sentido de que rápidamente encontramos las referencias espaciales y vitales de los personajes representados en esas ubicaciones, que en ocasiones por el estado anímico de los personajes parecen no-lugares.

La chica a la orilla del mar es una magnifica tarjeta de presentación del trabajo de Inio Asano en nuestro país, ya que aparte de la reedición de la obra publicada anteriormente por Ponent Mon, parece que en los próximos meses vamos a ver publicadas algunas obras de este autor en nuestro país. Por otro lado, llamar la atención sobre la labor de Ediciones Milky Way en lo que parece ser una línea de manga bastante interesante que se ha abierto con este título, expandiendo el espacio editorial del manga en España que hasta ahora parecía solo copado por algunas editoriales. En clave referencial me gustaría remarcar cierta similitud en el tratamiento de los personajes y los espacios de esta obra con la opera prima de Viola di Grado, Setenta acrílico treinta lana editado en España por Alpha Decay, que coincide en el tiempo pero no en la función del narrador, ya que mientras que el autor japonés opta por una visión omnisciente, la autora italiana opta por la primera persona. Muy recomendable la lectura en paralelo de ambas obras.