La ola perfecta (Ramón de España y Sagar Forniés)

La siguiente reseña es obra de Javier López Menacho. ¡Gracias, Javier!

laolaperfecta

La ola perfecta (Ramón de España y Sagar Forniés). EDT, 2012. Cartoné. 18 x 25 cm. 156 págs. B/N. 9,95 € (precio de saldo)

Estoy seguro de que a Enrique Urbizu (La caja 507, La vida mancha, No habrá paz para los malvados) le debe fascinar La Ola Perfecta, una de las últimas obras de EDT antes de su triste desaparición, llevada a cabo por Ramón de España y Sagar.

Se trata de un thriller emocional a un paso de la novela negra (tan sólo le falta el enigma), dramático hasta las últimas consecuencias y atípico en el cómic español, pues ha sabido integrar en la ficción a la banda terrorista ETA como un híbrido entre decorado y personaje secundario. Un tratamiento inaudito del que podría aprender, por ejemplo, la literatura española, a la que le está costando realizar ficción de calidad en torno al terrorismo vasco. ETA está latente –pero no presente- en la historia, y ni condiciona ni amordaza la historia. Ramón de España ha actuado con la inteligencia de un veterano y la ilusión de un niño, vehiculando sus elementos narrativos hacia un espacio idóneo donde germinara la fuerza del conjunto.

Quizás ese tratamiento de la banda terrorista vasca sea la única novedad del cómic. En la forma y en el fondo, todos sus códigos son clásicos: Un protagonista roto por el pasado, aferrado al presente y ciego ante el futuro. Un triángulo amoroso, una femme fatale que recuerda a una de esas mujeres que protagonizan Criminal de Ed Brubaker, un conflicto externo que afecta a la microhistoria y personajes llevados al extremo, gobernados por la venganza, por la locura, o por la locura de la venganza.

Si hay un tema que sobresalga es la insatisfacción vital y la sensación de vacío de los personajes. Los cinco personajes, seis si contamos a ETA, tienen no sólo la sensación de encontrarse perdidos, sino la sensación de que >sólo un brusco giro en sus vidas los puede sacar de la zozobra.

Sagar se emplea a trazo grueso, sin color, decantándose por un estilo que le va como anillo al dedo a la historia. Exhibe un gran dominio de la composición, y condimenta el cómic con guiños al lector en el uso de localizaciones (la Razzmatazz, las Herriko Tabernas, la discoteca Arena, Tarifa). Después de verlo también mano a mano con Jorge Carrión en el cómic-reportaje que preparan, estamos ante el dibujante de realismo sucio más atractivo del momento.

ola perfecta 2

La ola perfecta contiene, además de una trepidante historia y una enorme carga dramática, unos temas adyacentes a los conflictos principales que se abordan con gran tino. El absurdo elitismo en determinados sectores de la sociedad que controla el arte, el drama de la emigración (interior y exterior), el machismo, la soledad en la vejez o la rotura de los lazos familiares. El drama, en la vida, está muchas veces agazapado, esperando en silencio el momento de manifestarse.

Un cómic que no hubiera sido posible sin que Editores de tebeos hubiera arriesgado una vez materializando un proyecto más cuando su situación no era precisamente halagüeña. Tapa dura y una edición acorde a la apuesta asumida. Hoy, ya no vendrán más novedades de EDT a nuestras librerías, pero si rebuscamos, podemos seguir encontrando cómics de su catálogo en las tiendas, de stock, a precio reducido. Quizás sea una buena manera para que los lectores “honremos la memoria” de los editores que se jugaron su dinero y su profesión por los cómics. Comprando esos cómics, disfrutando esas historias y no dejando que descansen en un triste almacén. Puede que a EDT no le llegara la ola perfecta, pero a los lectores, seguro, nos ha dado la impresión de haberla vivido.