Guetto Brother (Julian Voloj y Claudia Ahlering)

guetto1

Guetto Brother (Julian Voloj y Claudia Ahlering) Sapristi Comic, 2015. Rustica con solapa, 165 x 235 cm. 120 págs. B/N 16,90€

Creo que el New York de finales de los setenta es una de las épocas más excitantes en lo que se refiere a la cultura popular, las repercusiones de lo que sucedió allí en aquel momento, sobre todo a nivel musical, todavía retumban a día de hoy. Ese periodo es en sí mismo un texto de textos; un espacio y lugar que define estableciendo líneas narrativas que abre puentes a otras tantas.

La primera parada que nos toca hacer en este pequeño recorrido es Guetto Brother de Julian Voloj y Claudia Ahlering un texto que nos describe una era seminal en el que la cultura neoyorquina contemporánea explota. La paradoja es que esta no nace ni en los ámbitos más selectos, universidades, beatnicks, o culturetas mainstream, sino en la calle. De ahí la fuerza en la que se ha sustentado durante las últimas tres décadas toda la cultura hip-hop. Este libro nos cuenta la historia de Benjy Melendez, fundador de los Guetto Brothers la banda que cambio la historia de la ciudad, para ello Voloj divide el relato en tres partes que van más allá del clásico planteamiento, nudo y desenlace, sino segmentándola en bloques que nos ayudan a descubrir la evolución vital del personaje (siempre queda la duda en estos casos de hablar de persona en vez de personaje).

En la primera parte se nos habla en parte de la vida del guetto y de cómo esta condicionó a la juventud del protagonista para aliarse y formar bandas para auto protegerse, empiezan describiendo la vida de los personajes hasta que forman la banda y por un pequeño margen entra la política, el pacifismo y la conciencia social por parte de un Pantera Negra, un resquicio en la historia que parece más bien un deus ex machina más que un hecho real. Es entonces aparece la muerte; uno de los compañeros de Benjy es asesinado, pero lejos de propiciar una digresión en el status quo provoca la paz.

Guetto3

Eso nos lleva a un interludio, la Hoe Avenue Peace Meeting de 1971 da lugar a otro tipo de revolución la musical: nace la cultura hip-hop contemporánea, antiguos miembros de bandas se conciencian que el camino puede ser otro lejos de la violencia y manteniéndose en los barrios. Dani Relats, en el capítulo “Miedo a un planeta negro: la vieja escuela del hip-hop (1973-1989)” de Loops, una historia de la música electrónica,  dice que el Bronx “era el lugar ideal, entre su paisaje desolado, para que las comunidades latina, afroamericana y caribeña empezaran a crear su propia cultura” (167)  La cultura que nació tras la conferencia de paz fue lo que hoy día se conoce como las bases del hip-hop, Guetto Brother es también la prehistoria de ese mundo. La historia del hip-hop antes del hip-hop, con líderes de bandas que se convierten en pioneros de un estilo como: Zulu Nation, Afrika Bambaataa, Dj Kool Herc, etc. hacen crecer la influencia del barrio mucho más allá de la banda y de la violencia, sino a través de la concienciación social y la música.

Si la primera parte de la historia giraba en torno al colectivo, la segunda toma parte para descubrir al individuo, cuando la conciencia política en este ha despertado. Está en paz con el presente por lo que indaga en su pasado para descubrir sus raíces hebreas. Benjy viaja al pasado de su comunidad para descubrir que su familia es de origen judío. El valor de la obra es documental, casi podíamos introducirla en ese modo de narración: por la capacidad que tiene de mostrar sin inmiscuirse, por los encuadres y los enfoques, por la poca intensidad en la focalización, casi nunca es enfático o narrativiza al modo de la ficción la historia, todo funciona como un testimonio como si Benjy estuviera contándonoslo todo. Él explica a la comunidad y esta se explica a través de él.

Antes he dicho que el viaje a los setenta a la ciudad norteamericana era un viaje con muchos hilos interconectados. Lo mismo sucede con Guetto Brother, podemos conectar esa realidad filtrada a través de la ficción y conectarla con otros textos. Para mí el primer vínculo es con Killer of Sheep (1978) de Charles Burnett, una película sobre los habitantes de los guettos. Pero de aquellos alejados de las bandas y que hacen una vida más o menos anodina, sin mucho más sentido que el “tirar para adelante” a costa de lo que sea. No se trata ni de un drama social al uso ni de una película sobre las drogas en el barrio. Pero la precariedad se respira, es inherente al modus vivendi de estas personas, hasta el punto que no son conscientes, o si lo son. Han asumido ese habitus como único e inevitable. Stan, el protagonista, es un contrapunto de Benjy, el primero es pasivo no juega más que a lo que le dicen y no tiene esperanza por una nueva vida, todo lo contrario que Benjy, el primero nos hace entender al segundo y ver la importancia del momento vivido más allá de la lucha de bandas.

 guetto4

The Warriors (1979) de Walter Hill aunque basada en una novela de Sol Yurick es una película que parte del universo de los Guetto Brothers, de las bandas y de su capacidad de convocatorias, la muerte de Benjy en una reunión de diferentes bandas recuerda al inicio de la película cuando Cyrus, líder de los Gramercy Riffs, reúne a todas las bandas para hacer crear una unión imparable que ni siquiera la policía pueda controlar, luego la película se reconvierten un viaje de Ulises que intenta volver con sus guerreros a Coney Island.

Pero como se ha dicho antes, el viaje del protagonista continúa por otros derroteros, conocer su pasado para entender su presente, trabajar para la comunidad, etc. El libro deJulian Voloj y Claudia Ahlering es fundamental para entender la cultura de los 70 en la ciudad de Nueva York por la cantidad de conexiones que podemos establecer con otros textos, aquí solo se han referido un par. Un libro que se lee de corrido pero que se vuelve a releer enseguida, es como una hostia bien dada, no sabes de donde te ha venido pero te hace reaccionar enseguida. Eso es lo que es Guetto Brother.